viernes, 13 de noviembre de 2009

Otoño

Otoño. Miles de hojas anaranjadas, rojizas y amarillentas se despiden de los árboles para poder jugar con el viento, éste las mueve y dirige cual titiritero, las acerca y revolotean a mi alrededor... Agradable bocanada de aire fresco, sus colores me inundan y reconfortan; el frío hiela y enrojece mis mejillas, mi nariz y mis manos. Las secas hojas crujen a mi paso, el adiós de los pájaros, frío silencio, murmuro del sabio viento que la naturaleza escucha. El paisaje se transforma lenta e inexorablemente, el cielo se encapota, vista gris. Suaves gotas de lluvia lo cubren todo, lloran las ventanas, el calor del hogar invita a la gente a entrar.
Lejos ya quedan las calurosas tardes de verano al sol, las refrescantes, celestes e intensas aguas del mar, la suave y dulce brisa; Adiós cálido Verano, el Otoño ya está aquí.

1 comentario:

Lalé dijo...

me agrada las imágenes que adscribes en cada expresión de tu texto, junto a un pekeño toke de metpafira hace q este relato tenga vida y no se note forzado...

soy Andrés Lalé tambien me dediko a las letras, te dejo el link de mi blog para q me leas

http://laexegesisdelale.blogspot.com/
éxitos