lunes, 26 de diciembre de 2011

Felices fiestas

Aunque voy un poco tarde... quiero felicitar la Navidad y el año nuevo. Estamos pasando una época difícil, donde todo lo que habíamos conocido hasta ahora se va derrumbando a pedazos pequeños cada día que pasa; ves a mucha gente desolada y desesperada, y por mucho que tu también te encuentres en esa situación siempre habrá alguien un peldaño más abajo que el tuyo... Es el pez que se muerde la cola; por mucho que uno intente ayudar y mejorar las cosas, van floreciendo impedimentos a su alrededor, limitando sus movimientos y buenas acciones. Nunca he vivido una guerra, y espero no hacerlo; pero, creo que esta situación es como una guerra contra uno mismo, donde o sigues luchando contra las adversidades o te quedas quieto hasta que te hundes.
Aunque mis palabras no son muy alentadoras, aunque sólo haya oscuridad en el camino, aunque parece que todo irá a peor,... creo que debemos agarrarnos, con todas nuestras fuerzas, al último destello de luz que tenemos: la esperanza; y cada vez que superemos un reto aparecerá otra luz que nos guiará; somos quienes debemos cambiar las cosas y no esperar que se modifiquen por arte de mágia.
De modo que mi deseo para esta Navidad, para el año Nuevo y todos los días, es que encontremos las fuerzas para luchar, salir adelante y mejorar como personas. Buscad la luz que hay a vuestro alrededor.

Feliz Navidad y próspero, muy próspero, año Nuevo.

Que tengáis un feliz día!

1 comentario:

Rebeca dijo...

¡Mujer! seguro que no sólo lucharemos, también vendrán cosas buenas, la esperanza es esa cosa que siempre brilla, primero un poquito y luego grande grande, hasta irradiarse por todas partes.

Feliz 2012