jueves, 23 de octubre de 2008

Mi pequeña odisea

Primero de todo quiero dar las gracias por todos vuestros comentarios de apoyo y ánimo! Y ahora me dispondré a continuar mi historia, como prometí en el post anterior.

Después de ir a la ginecóloga fui a mi medico para enseñarle las ecografias y que me derivara al ginecólogo de la seguridad social; cuando fui ni me miraron ni nada, vieron las ecos y me dijeron que fuera a coger hora para una analítica y para la próxima visita (que me la dieron para setiembre y estábamos en mayo!!) me dijeron que si era urgente ya me la adelantarían... yo no me quedé contenta con eso. Hablando con una amiga ella me dijo que tenia una prima ginecóloga y que le preguntaría. Total que me dice cuando hace guardia su prima y voy al hospital de Mataró, para que me pueda visitar de "urgencias". Me dicen que tiene toda la pinta de ser endometriosis, me hacen una analítica para ver si hay los marcadores que lo "demuestren" y me receta las pastillitas para que no ovular e intentar que los quistes disminuyeran o evitar que se hicieran más grandes. Que asco de pastillas! Tenia nauseas todo el día y necesitaba comer a todas horas para evitar las nauseas.... un asco.
Aunque el suplicio de las pastillas sirvió para que se hicieran un poco más pequeños; mientras no me aseguraban si me podrían operar en Mataró o no, continuaba visitándome en la seguridad social de mi pueblo por si acaso... me hicieron la analítica antes de lo que esperaba, me hicieron otra eco y al final confirmaron lo que ya me habían dicho hacia un mes en Mataró, y me derivaron al hospital de mi pueblo, jorrrr que lentitud!! Al final como que la prima de mi amiga me confirmó que me podía operar ella, y ya sólo me visité con ella.
Me operaron el 19 de octubre y estaba muy asustada, tenia miedo de no despertar... (había tenido un sueño extraño hacia mucho tiempo, antes de saber que tenia algo operable; en el sueño estaba hospitalizada, venia mi familia y mi novio a verme pero me dormía y cuando me despertaba era un espíritu.... fue horrible), pues como he dicho estaba bastante asustada, le pedí a mi novio que cuando volviera de la operación me despertara cada media hora, para asegurarse que no me pasaba nada... paranoias? quizás!
Por la mañana me dieron un valium (jaja, a mi madre cuando le dieron uno para que pudiera dormir bien el día antes de su operación, le entró una tontería, jja que risa parecía que iba borracha, decía un montón de tonterías y se repetía un mucho!!) a mi me relajó pero tardaron tanto en venirme a buscar que ya se me había pasado el efecto, cuando vino el camillero me puse a llorar, cuando mi familia me vio así se pusieron a llorar también (ay pobres!!), me bajaron a los quirófanos, y me iban animando (yo con cara de terror...) me entraron en una habitación donde me pusieron la vía y vinieron los cirujanos a verme, y luego me llebaron al quirófano. Es muy raro cuando te duermen, me dijeron que pensara en algo que me gustara, iba respirando con la mascarilla en la cara y hubo un momento en que pensé "ya me duermo! piensa en algo bonito! La Sirenita" y me dormí. Me desperté tosiendo con el tubo ese en la boca, me pusieron en una habitación con más gente despertando, había pósters de animales, de paisajes,... las enfermeras llevaban esos gorritos de colorines, a lo "Anatomía de Grey" y les dije que iban muy guapas; me pusieron más calmantes, y al final me subieron a la habitación donde me estaban esperando mi madre, mi hermana embarazada, mi abuela, mi tía y mi novio!
De esa operación me quedan tres cicatrices que casi no se ven, una en el ombligo y dos (casi invisibles) cerca de las caderas.
Al cabo de un mes o así me empezaron a poner unas inyecciones que me dejaban menopausica... que calores! Pero sin mi amiga de rojo durante 4 o 5 meses!
Y creo que mi historia de momento termina aquí; debo ir a una revisión pronto... a ver que me dicen!
Que paséis un feliz día!

5 comentarios:

MoN dijo...

anda que...

por lo menos me siento algo mas reconfortada de que no soy a la unica que le pasan cosas de esas
que no puedo poner por aki pero que me tuvieron preocupadilla jeje

un besitoooooooooooooooo
:********

Rebeca dijo...

¡Menuda Odisea! suerte que ya pasó, pero es verdad, lo más importante en esta vida no es el dinero o el amor, sinó la salud para poder disfrutar de esas otras dos cosas.

Serendipity dijo...

Jolin menuda historia, a mi me da miedo tambien las operaciones y todo lo que es el medico me aterran las agujas pero no he tenido mas remedio que pasarlo, pues tuve dos niños y el quirofano lo pasas por narices. Bueno la ultima no, mi peque nacio en el coche y no pase casi por quirofano. Ya ves a todos nos pasan cosas. Chao y animo la revisión va a ser fantastica con buenas noticias.

uncentimo dijo...

Bueno, menos mal que todo acabó bien. Mucha suerte para la próxima revisión. =)

Mar dijo...

Seguro que todo está bien y ésto solo será un recuerdo.
Me has hecho recordar unas operaciones muy fuertes que tube que pasar hace unos años, también pensaba que no despertaría.
Hoy doy gracias por estar como estoy, casi bien.
Tu en poco tiempo estarás como si no hubiese pasado nada. Un abrazo.